SUV´s El cáncer de la industria automotriz.

- Publicidad -

“Sport Utility Vehicule” es el significado de las letras que deberían de asustar a mas de un amante de los automóviles. En español se traduce como “Vehículo Deportivo Utilitario” ¿Pero ¿Cuál es su verdadero significado dentro de una de las industrias más pasionales que ha existido en la historia del ser humano?

Es el segmento de moda en el que absolutamente todas las marcas han enfilado e invertido esfuerzos para ofrecer una gama de productos que resulta obscena. Fue hasta los 90’s cuando los vehículos SUV despuntaron en el mercado actual incrementando sus ventas de una forma impresionante con subidas de mas de 10 puntos porcentuales respecto al año anterior.

- Publicidad - Sigue leyendo debajo -

Pero hubo algunos modelos en nuestro país que llegaron a dejar claro quien mandaba y quienes serían los futuros reyes de ventas, entre estos modelos encontramos ejemplares como: Nissan X-trail, Toyota Rav4, Honda CR-V que competían frontalmente la Ford Escape y que años mas tarde se les uniría VW con Tiguan.

Generated by pixel @ 2020-11-30T00:17:46.033475

Para poner en contexto la historia de estos vehículos tenemos que saber que los SUV tienen un origen militar, en donde encontrábamos una carrocería y chasis independiente, estaban dotados de muy altas y rígidas suspensiones, ideales para afrontar cualquier obstáculo en el camino, consecuencia de estos esquemas mecánicos, el puesto de conducción con respecto al suelo era sumamente alto, brindando una falsa sensación de poder a su conductor, pero el rasgo más característico era su capacidad 4×4.

Cuando los fabricantes generalistas toman la decisión de introducir este tipo de vehículos para mercados masivos se implantaron ciertos cambios que darían como resultado una SUV “light”, para lograr un alto grado de polivalencia. Para este fin se introdujeron esquemas de suspensión que aportaban una suavidad (necesaria) para el usuario promedio, pero una de las características mas importantes era que se ofrecían distintas opciones de tracción entre las que destacamos una variedad sumamente amplia, en las que la combinación de la electrónica y la mecánica daban como resultado sistemas de tracción inteligentes que deberían de apoyar al usuario a tener un vehículo para todos los días pero con las capacidades suficientes para salir del camino y adentrarse a la terracería.

Pero ¿Qué sucedió cuando las marcas notaron que el usuario promedio no salía a esa terracería y en paralelo identificaron las potenciales ganancias del segmento? Pues se enfocaron a algo meramente aspiracional para el consumidor el hecho de decir “mi camioneta” y no mi carro o mi auto. Y como todos sabemos lo aspiracional vende, aunque muchas veces sus argumentos de compra no existen o llegan a ser ridículos, irracionales incluso.

- Publicidad -

Y así fue como las compañías iniciaron un proceso en el que identificaron que cosas no eran de utilidad para el mercado que gustaba de este tipo de vehículos y lo empezaron a quitar de sus características, hasta que se dieron cuenta que el usuario quería lo mismo que su vehículo sedan o hatchback pero en un paquete mas amplio, elevado, con una falsa sensación de mayor amplitud y así es como llegamos a SUV´s sin capacidades de carga, sin capacidades off road, con espacios menores a sus equivalentes sedanes (en precio) pero eso si con un costo bastante más elevado.

Entonces llega aquí el verdadero análisis de este texto, las SUV en verdad son tan buenas para desplazar a autos con décadas de historia sobre ellos. Mi respuesta es NO y permítanme justificar esa respuesta a continuación.

Pongamos como ejemplo un Mazda 3, es un vehículo que tiene varios atributos como sus motores, interiores y diseño para lograr ser uno de los mejores en su segmento, derivado de esta plataforma tenemos la Mazda CX-30; analicemos un poco sus características:

Mazda 3 en su configuración sedan parte de un precio de $379,900 pesos, cuenta con un motor 2.5 y poco más de 180 caballos de fuerza, un peso vehicular de aproximadamente 1400 kg. Una ficha espectacular, bastante completa, que hace 15 años lo hubiéramos visto en autos de segmento premium.

- Publicidad -

Su variante SUV, la Mazda CX-30; para empezar parte de $466,900 pesos, más de $80 mil pesos de diferencia, pero veamos si podemos justificar ese precio analizando su ficha técnica.

Este ejemplar cuenta con el mismo motor 2.5 lts generando los mismos 184 caballos de fuerza. En cuanto a terminados y equipamiento tenemos prácticamente los mismos que en el Mazda 3. Hasta este punto resulta imposible justificar esos $80 mil pesos de incremento, pero sigamos analizando.

Mazda 3 realiza un 0-100 km/hr en 8,2 segundo y CX-30 en más de 9 segundos, aunque la marca declara la misma aceleración entre ambos modelos. Para los pesos vehiculares, tenemos que el Mazda 3 detiene la báscula en poco más de 1200 kg mientras que CX-30 lo hace en mas de 1400 kg, con lo que podemos deducir el incremento de consumo y merma de prestaciones dinámicas dado su centro de gravedad más alto (común en un SUV), pero podríamos suponer que la habitabilidad, al ser un SUV, será un punto a su favor.

Pues no, no es así. El CX-30 mide 4,40 metros de longitud, 1,80 de anchura y 1,53 de altura.

Es, por tanto, 6 centímetros mas corto y diez mas alto que el Mazda 3. La distancia entre ejes la encontramos de igual forma mayor en el Mazda 3 con 2752 mm contra 2655 mm del CX-30.

Entonces, si consume más, corre menos, se maneja peor, no tiene absolutamente ninguna capacidad todo terreno y su habitabilidad es incluso inferior, ¿Para que queremos un SUV?

Es la pregunta que varios no terminamos de resolver ya que como lo acabamos de ver, no hay una respuesta “racional” lo único que podríamos pensar es que sus altas ventas responden a una “moda” pero una moda que ya lleva 3 décadas y que ha desplazado a grandes sedanes como lo fue el Ford Fusion que compartía plataforma con Lincoln MKZ (también extinto), VW Passat en varios mercados y vemos en casi extinción y con decrementos en ventas a muy buenos autos como Toyota Camry, Honda Accord y bueno ni que decir de los sedanes premium por excelencia como el BMW Serie 3 y Mercedes Benz Clase C, que en México año con año ceden gran parte de su participación de mercado a SUV´s.

Estos vehículos conocidos como SUV´S han sepultado a impresionantes vehículos coupés, como prueba de ello tenemos que el día de hoy Oliver Zispe, presidente de BMW afirmó que actualmente la marca esta revisando a detalle su catálogo de modelos con el objetivo de eliminar los de menor competitividad y usar esos recursos para la electrificación diciendo “De los coupés, descapotables y roadsters, ya veremos cuales quedan”.

Entonces, no me queda más que concluír este artículo invitando a los amantes y conocedores de automóviles a que intenten concientizar a la gente, que un SUV que no es SUV simplemente no tiene razón de ser y mucho menos es una mejor compra, sino todo lo contrario.

Ojo, me gustaría aclarar que hay excelentes SUV´s que justifican cada centavo de su precio y que tienen una historia de calidad y capacidades impresionantes que son imposibles de conseguir en un vehículo que no sea de esa naturaleza, pero la mayoría de los ejemplares que encontramos hoy en día no lo son, llevándose a su paso coupés, sedanes, hatchbacks y lo más triste deportivos pura sangre.

Aunque la tendencia actual indica que los SUV/crossovers seguirán ganando terreno por lo que lamentablemente esto no cambiará a corto plazo, pero ¿Habrán las SUV llegado a atender una necesidad de mercado o simplemente a obtener ganancias a costa de la ignorancia por parte del consumidor al momento de su compra?

Lo dejo a su consideración.

Escrito por:

Juan C Montesinos.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Más Popular

Todas las noticias del mundo motor en tu correo

Recibe nuestro boletín semanal

- Publicidad -